2015, Año Ciudadano

Se dice que el que viene es un “año político” porque se elegirán diputados federales en todo el país, además de nueve gubernaturas y en entidades habrá elecciones locales; no obstante, en 2015 los políticos debemos hacer un esfuerzo para que el que inicia sea un “año ciudadano”.
Debemos de procurar que en el ciclo que comienza, la sociedad mexicana se compenetre cada vez más en la vida pública, elevando el nivel de exigencia en la transparencia en el uso de recursos que son de todos y de eficiencia en el desempeño de representantes populares y trabajadores del Estado en general, y que participe activamente en el proceso electoral en curso, informándose acerca de las propuestas de los partidos, demandando a los candidatos la asunción de compromisos concretos, revisando la honorabilidad de los mismos y, sobre todo, ejerciendo su derecho a votar copiosa y libremente en la jornada electoral del 7 de junio.  Así entendido, el “año ciudadano”, sería también democrático y, en esa medida, republicano, edificante y hasta festivo.
Por eso en el PRI hemos venido ciudadanizando la política y civilizando a los políticos; a eso obedece que hayamos organizado con éxito el Parlamento Ciudadano que a la fecha ha sesionado en dos ocasiones, generando interesantes propuestas en lo tocante al combate a la pobreza y a la prevención social del delito, respectivamente, y generado compromisos entre líderes sociales e instancias gubernamentales.
En esa misma línea de acción llevamos a cabo el Primer Congreso Internacional “Sociedad Civil y Partidos Políticos”, con destacadas intervenciones de organizaciones sociales y partidos de Iberoamérica y los Estados Unidos. Asimismo, hace apenas un par de semanas firmamos convenios de colaboración con nueve organizaciones no gubernamentales dedicadas a la búsqueda de personas extraviadas o desaparecidas, para aprovechar la presencia nacional de la estructura del Partido en el territorio nacional y sumar esfuerzos para la consecución de sus muy nobles propósitos.
Por si fuera poco, convencidos de que la reconstitución del tejido social encuentra una de sus más eficaces alianzas en la práctica deportiva, llevamos a cabo diversos torneos y competencias en muy diversas disciplinas populares, entre las que destacó el torneo de “futbol 7” más grande del mundo, acreditado así por la organización del Récord Guinness.
Habría que sumar a lo anterior, la revitalización de la organización juvenil del PRI, que se constituyó en la Red de Jóvenes por México que, entre muchas tareas, creó el Consejo Técnico Universitario, en el que participan 700 estudiantes de excelencia de 124 instituciones de educación superior públicas y privadas de todo el país. Así como la reactivación de la Organización Nacional de Mujeres Priistas, que mereció el reconocimiento por parte del INE, al mejor programa nacional de entre los partidos para la capacitación y participación política de las mujeres.
Y qué decir de la maestría en políticas públicas para preparar mejores gobernantes que se imparte en alianza estratégica entre nuestra Fundación Colosio y la prestigiada Fundación Ortega Gasset de España; además del exitoso relanzamiento de la Escuela Nacional de Cuadros y de los Círculos de Debate que en sus dos emisiones convocaron a miles de jóvenes talentosos de todas las entidades.
Con una organización abierta a la participación ciudadana y tareas concretas que nos han permitido un mucho mayor acercamiento con la gente, el PRI refrenda que es parte de la sociedad, aspira a seguir sirviendo a la ciudadanía, y a representarla con la participación de más mujeres y jóvenes.

@CCQ_PRI

César Camacho

Author: César Camacho

Share This Post On

Submit a Comment