El PRI late fuerte en el corazón de México

El 4 de marzo de 1929, una parte de la sociedad mexicana hizo un pacto por la política y por la paz, al fundar un Partido Político que dio cauce a las causas sociales. Con la creación del PNR, el PRM y el PRI, surgió una tradición: un modo civilizado de superar las diferencias, una forma moderna de entender la vida pública, y un mecanismo para ir en pos del progreso, en suma: una cultura política.

En el 86 aniversario del PRI, la política está puesta a prueba; circunstancias de dentro y fuera; unas que han desgarrado el tejido social, otras que han dificultado el crecimiento económico, han puesto en entredicho la eficacia del poder público. Éste es el desafío de la política y de los políticos de nuestro tiempo: afianzar nuestra confianza en México.

Los priistas sabemos que es trabajando, escuchando a la gente, ofreciéndole explicaciones razonables, siendo audaces en las propuestas y eficaces en los resultados, dialogando sin discutir y defendiendo sin pelear; es decir, haciendo política, como vamos a estar a mano con la sociedad.

No podemos perder tiempo, los mexicanos tenemos prisa y queremos avanzar sin pausa. En dos años de gobierno emanado del PRI, en el país ha ocurrido lo que no sucedió en dos sexenios. El gobierno, sin detenerse, está resolviendo los imponderables: ha puesto tras las rejas a prácticamente todos los implicados en la tragedia de Ayotzinapa, ha atrapado a los criminales más buscados, y continúa esforzándose por impulsar el crecimiento económico y la multiplicación de las oportunidades, acelerando la implementación de las reformas que trazan el perfil de un país adelantado, exitoso y con un futuro esperanzador.

A su vez, el PRI cuenta con la fuerza de sus sectores y el dinamismo de sus organizaciones para sumar esfuerzos,  multiplicar resultados y ganar. Triunfar para hacerle frente con eficacia a la inseguridad, la corrupción y la impunidad; impulsar decisiones que hagan crecer la economía; hacer más pública la vida pública, porque la rendición de cuentas y la transparencia no son un tema de moda, sino un asunto de vida en democracia.

En su aniversario el PRI entiende a la Revolución como evolución hacia una sociedad de derechos plenos y de oportunidades para todos. Con 86 años, más grande que nunca, no sólo está presente en todo el país, sino que late fuerte en el corazón de México.

César Camacho Quiroz

 

Redacción PM

Author: Redacción PM

Share This Post On

Submit a Comment