En la Opinión del maestro Alberto Estrada.

PORQUE EL PRI SE NIEGA A APROBAR LA LEY ANTICORRUPCIÓN COMO QUIEREN PAN y PRD

En el sexenio del Presidente Enrique Peña Nieto, se han aprobado por el Poder Legislativo, diversas reformas Constitucionales que modifican Artículos de nuestro Máximo Cuerpo de Leyes.

 En Mayo de 2015 se modificaron 14 artículos Constitucionales para institucionalizar en los tres niveles de Gobierno el combate a la corrupción, dejando de lado un motor de éste mal, los Ciudadanos que participan en la tan mencionada y reprochable conducta.

A un año de la promulgación de esas reformas por el Presidente de la República, siguen atoradas la aprobación de las leyes secundarias, indispensables para un marco legal que combata eficazmente la corrupción, lo anterior debido a que, cada quién quiere llevar agua a su molino y a sabiendas que el villano favorito de los partidos de oposición, es el PRI, sintiéndose los demás impolutos y, además, con grave complejo de inferioridad al culpar a un símil de todos sus males.

De 656 actos de corrupción denunciados penalmente por la Auditoria Superior de la Federación, de 1998 al 2015, según su titular, 19, menos del 3%, han sido consignados, de lo que se desprende que, o el titular de ésa dependencia lo pregona en términos mediáticos, o no existe delito que perseguir, o se trata de irregularidades administrativas que ya fueron salvadas.

La mayoría de las denuncias se presentan ante PGR, quién al no encontrar elementos para consignar, simplemente no lo hace, a lo que los partidos de oposición denominan mediáticamente CORRUPCIÓN, lo que indubitablemente carece de razón y sentido, ya que el pregonante de que existen “delitos”, debe acreditar la existencia de éstos ante las instancias judiciales, lo que, en la especie, no sucede y claman impunidad los malquerientes del Gobierno en turno.

 No pasemos por alto que, este sexenio se ha visto atacado mediáticamente en forma diaria y continua, algunas veces con razón y la mayoría de ellas, sin tener una sola prueba, utilizando a su conveniencia redes sociales y medios de comunicación contrarios al Gobierno de la República.

El argumento pueril de PAN y PRD es que, una de las causas del fracaso de la lucha contra la corrupción, lo es que la mayoría de las instancias encargadas de combatirla, violan el principio jurídico de que “no se puede ser juez y parte”; lo anterior lo considero una falacia, ya que, retomando el caso específico del alharaquiento auditor superior, si las denuncias presentadas NO se consignan, es porque no dio los elementos necesarios para tal acción, pero para ellos resulta más fácil y sobretodo redituable, culpar a la PGR, que reconocer la ausencia de elementos para ejercer la acción penal solicitada.

Aducen que, un funcionario subordinado al Presidente no debe investigar al Presidente, ni uno nombrado por un gobernador, investigar al gobernador; aquí cabe una gran interrogante, ¿no es acaso el Poder Legislativo el encargado de promulgar leyes?, pues bien, si los partidos políticos de oposición al Gobierno en turno, saben que la ley en la forma como actualmente se encuentra, está viciada de origen, pues su OBLIGACIÓN es cambiar la misma, para que se tengan facultades de sancionar a quién la infrinja, aunque sea el mismo Presidente de la República, el Gobernador, el Presidente Municipal, el Ciudadano que en contubernio con el funcionario cometió actos de corrupción, en una palabra, TODOS.

Quieren los partidos de oposición, específicamente PAN y PRD que, al Auditor Superior de la Federación se le den facultades meta constitucionales, pretenden con una ley secundaria, violentar la Constitución de la República, intentan que a dicho auditor, se le confieran facultades de CONSIGNACIÓN ante los Tribunales, lo que considero es, ABERRACIÓN JURÍDICA que violentaría la Constitución y convertiría al multireferido auditor, precisamente en lo que ahora rechazan, sería Juez y parte en el procedimiento, violentaría la Constitución porque de acuerdo a ella, solo al Ministerio Público le compete la persecución de los delitos y de aprobarse como desean, PAN y PRD, de un plumazo convertirían en Ministerio Público al Auditor Superior de la Federación, que dicho sea de paso, se distingue por su gran elocuencia ante los medios, pero por su deficiencia en aportar los elementos probatorios necesarios para realizar una consignación ante los Tribunales Jurisdiccionales.

Son francamente vergonzosas las alianzas entre PAN y PRD, quienes se olvidan de sus principios rectores y hacen gala de cinismo violentando cuanto se les oponga, con un solo fin, obtener el PODER al precio que sea, aún en contra de su ideología.

Los partidos PAN y PRD quienes se consideran VIRTUOSOS, olvidan las grandes fechorías que han cometido a lo largo de su trayectoria, enumerarlas sería largo y me desviaría del sentido de esta colaboración, mi intención es dejar bien claro, la oposición del PRI y sus aliados a aprobar la ley anticorrupción como lo quieren los partidos supramencionados, es sencillo, no por una ley secundaria se permitirá violar la CONSTITUCIÓN.

@lawyerestrada1

Alberto Estrada

Author: Alberto Estrada

Share This Post On

Submit a Comment