La farsa de la Constitución de CdMx

Compartimos la excelente opinión del Maestro Alberto Estrada:

Uno de los “notables constituyentes” de la pseudo Constitución de la CDMX, Porfirio Muñoz Ledo, dijo que será de izquierda, pensó en la ciudad de México como un nuevo País, “razonando” como el señalado solo falta que proponga declarar su independencia.

¿Qué de nuevo constituye esa ‘Constitución’? ¿Un país, una ciudad nueva? ¿Es un anhelo de los habitantes de la ciudad de México?, o como se dice por ahí, al Pueblo pan y circo, cuando no hay pan, pues puro circo.

Lo anterior porque, al no poder dar al exDistritoFederal lo que verdaderamente necesita y anhela: seguridad, mejor vialidad, menos contaminación, menos multas, menores prediales y menos corrupción, les ofrecen una ‘Constitución’, que es una carísima ley más, que no le aporta ningún beneficio concreto al 95% por ciento de la ciudadanía que la habita.

Mención aparte merece el rimbombante nombre que le impusieron como Estado, que, si nos apegamos a la literalidad, ¿es el Estado Ciudad de México?, ni siquiera se escucha bien, ningún beneficio traerá consigo.

Para plasmar el derecho a la felicidad, contraproducentes altos salarios mínimos que ocasionarían mayor inflación, reiterar los derechos humanos aplicados selectivamente defendiendo en su mayoría a delincuentes, cambiando legislación al arbitrio de la mayoría perredista para favorecer a sus huestes, para eso, no es necesario crear un costoso show mediático de una Constitución y un Constituyente que no constituye nada nuevo, porque hasta el oneroso emolumento ya es costumbre en las administraciones izquierdistas que impulsaron la reforma en cuestión.

La multireferida Constitución no puede adicionar ningún ordenamiento que contravenga a la Constitución Federal, por lo tanto, es innecesaria y bastaría una ley con su respectivo reglamento que se adecuara a las necesidades que dicen tiene la CdMx.

Con el antecedente de una constitución para CdMx, cualquier otra ciudad de la República podría reclamar su Constitución, y engendrar un Constituyente que significaría mayor politización y el consiguiente gasto superfluo que esto significaría.

Según el Instituto Nacional Electoral, se erogarán entre 500 y 600 millones de pesos para el bodrio que será el Constituyente, los que desde luego son extras a su presupuesto y se tomarán de los impuestos que pagamos los Ciudadanos, para legislar sobre una ‘Constitución’ que es en realidad una nueva ley orgánica, que podría crear la Asamblea Legislativa de la CdMx o el Congreso Federal, sin embargo, se prefirió el engendro de un nuevo Constituyente que incluye a perfectos desconocedores del Derecho, que harán una Constitución de ocurrencias y de acuerdo a sus muy particulares intereses.

El espectáculo de una Constitución para la Ciudad de México, es un proyecto político para aglutinar a las tribus y personajes de la izquierda a la sombra de un precandidato del PRD a la Presidencia, esa es su finalidad real, en la que los demás partidos ya están puestos para sacar su raja política, viendo personajes señalados para el Constituyente que, si vergüenza tuvieran, ni la nariz asomaban.

Desde el punto de vista jurídico y social, la Constitución de CdMx sólo provocará conflicto de leyes, más burocracia, más dependencias, más permisos y más corrupción, nada bueno aportará a los oriundos y habitantes de ésta gran Ciudad, no olvidemos además, que por ser la sede de los Poderes Federales no goza de completa autonomía y en muchos aspectos está supeditada a los ordenamientos federales.

Algunos piensan que en lugar de recordar a la actual administración por sus fallas, corrupción y privilegios a unos cuantos, será recordada como la que dio una Constitución a la CdMx, que en nada mejorará los niveles de vida de los habitantes del otrora Distrito Federal, pero que puede vestir a un candidato del PRD a la Presidencia de la República, como “el impulsor de la Constitución de la Ciudad de México”.

@lawyerestrada1

Alberto Estrada

Author: Alberto Estrada

Share This Post On

Submit a Comment