Las Reformas y la izquierda mexicana

Durante muchos años, escuchamos de las famosas reformas estructurales que el país necesita, que al final del día sólo quedaban como parches a las leyes existentes y que no aportaban en mucho para que México creciera.

En su momento, Vicente Fox intentó un paquete de reformas, sin embargo, los legisladores le pusieron un alto y le dijeron que no. Aún recuerdo la frase: “El Ejecutivo propone y el Legislativo dispone.

Después lo intentó Felipe Calderón y pasó lo mismo. No lo dejaron pasar ni una reforma y si acaso fueron algunos parches a ciertas reformas. Vaya, no pasó nada.

Sin embargo, ambos ex mandatarios nunca arriesgaron nada ni asumieron un posible costo político en ese tiempo. Recordemos que era la primera vez en que gobernaba un partido diferente al PRI y lo que querían era alargar el periodo de gobierno del Partido Acción Nacional.

Pero el PAN nunca dejó de ser oposición aun siendo gobierno y perdió la oportunidad histórica de seguir gobernando. Las estrategias de política interna fueron un fracaso y en lugar de crear consensos y mediaciones políticas, sólo hubo confrontaciones con las fuerzas opositoras y roces hasta el final de su mandato.

El ahora Presidente Peña Nieto, entendió esa lección y realizó una excelente estrategia política en varias aristas y asumiendo el costo político. Se creó Pacto por México en donde la oposición participaba activamente en las reformas necesarias para el país y al mismo tiempo se trabajaba con los grupos parlamentarios tanto en el Senado como en la Cámara de Diputados.

También se lanzaban campañas en medios de comunicación masiva para explicar cada una de las reformas, con un lenguaje entendible para aquellos quienes no entendemos los puntos técnicos o bien el lenguaje político.

Se trabajó coordinadamente y se logró el objetivo: Sacar las Reformas que se necesitan y se aprobaron las leyes secundarias en cada una de ellas. Bien por todos los que activamente trabajaron en ello, ahora es el momento de echarlas a andar.

Pero…

Lamentablemente y sin entender, ahora el PRD en un esfuerzo “patriótico” y “nacionalista”, se dice engañado.

¿Cómo sentirse engañado cuando aceptaron estar en la mesa de Pacto por México?

¿Cómo sentirse engañado cuando sus operadores políticos estuvieron en todas y cada una de las mesas de trabajo para la aprobación de las Reformas?

¿Por qué después de tanto tiempo de negociaciones ahora todo está mal, que es un engaño para México y que hemos vendido lo único que teníamos?

¿Por qué siempre al final? ¿Por qué no desde un inicio? ¿Por qué creer y después dejarlo de hacer?

Si al menos la izquierda mexicana  empezara por explicar sus propias incongruencias, en algún momento entenderíamos su manera de actuar. Lo he esperado bastantes años y hasta el momento su actuar es el mismo, sus argumentos repetitivos y sus pruebas… ¿Cuáles pruebas?

Ésta es mi opinión. ¿Cuál es la tuya?

Sígueme en twitter como @luisbecerrilr

Javier Chávez

Author: Javier Chávez

Share This Post On

Submit a Comment