Romper paradigmas. El mayor reto de la mujer en México.

 

        En la última edición (julio) de la revista Marie Claire para México y Latinoamérica Angélica Rivera esposa del Presidente Enrique Peña Nieto aparece en la portada de la revista junto a su hija Sofía Castro, este hecho ha recibido críticas de algunos medios de comunicación y usuarios de las redes sociales. No es la primera vez que Angélica Rivera aparece como portada de alguna revista de moda, las críticas van en el sentido de que las fotos y/o poses son más sexys que en las anteriores maternales portadas, las entrevistas se centran principalmente en la relación con su esposo, sus hijos, en general de su vida en familia.

 

AR1

 

 

AR2

 

Pero tal parece que esta vez Angélica Rivera va más allá de lo que la mayor parte de nuestra sociedad mexicana puede tolerar, la señora se atrevió a cruzar la línea entre mantenerse al margen de ser la primera dama, esposa del presidente de México, a ser Angélica Rivera ella como alguien más, su lado quizá más individual, lejos de ser compañía de alguien. El temor de muchos se hizo visible, en México una mujer tiene identidad, voz propia, sin necesidad de ir al abrigo de un hombre, el temor de muchos se hizo visible ¡qué horror! Que de pronto otras mujeres imiten la acción de Angélica.

 

AR3

Y como si fuera un mal presagio de lo que puede ocurrir después de esta portada con otras mujeres, el título de la portada es: Redefiniendo el poder femenino. ¿Cómo puede atreverse a eso la esposa del presidente de México, la primera dama? ¿Quién se cree ella para mandarle un mensaje a las mujeres de este país y decirles: tenemos poder? Ella es solo la esposa del presidente y ahí debería de quedarse, en casa, atendiendo a los hijos, o como Presidenta del Consejo Consultivo Ciudadano del DIF, pero que no salga en portadas de revista, que no de entrevistas, que no abra la boca para opinar, nos preocupa más a nosotros como sociedad pensar que tiene vida propia que a su esposo.

Muy a menudo leemos y escuchamos opiniones acerca de que ella es una obra de Televisa, el punto es no darle el poder de tiene como ser humano, como mujer ¿para qué? La primera vez que fui testigo de una opinión de este tipo pensé en Grace Kelly, reí para mis adentros, luego pensé en Michelle Obama ella es el ejemplo de una mujer empoderada y también es mamá, esposa de un presidente por lo tanto primera dama – por cierto una de las que más ha posado para portadas de revista de moda – en Cristina Fernández de Kirchner presidenta de la Nación Argentina y quien antes de ocupar el cargo fue primera dama, en Hillary Clinton quien también fungió como primera dama.

Le aplaudo a Angélica Rivera que se atreva a dar de que hablar, a que nuestra sociedad incluidas muchas mujeres, opinen y expresen su miedo a que la mujer mexicana este rompiendo paradigmas y saliéndose del concepto de ama de casa, profesionista y ama de casa, y nada más. Le aplaudo a Angélica Rivera su individualismo, ser algo más que la esposa, la primera dama, pero sobre todo le aplaudo que se atreva no solo a pensar, sino a actuar en global.

 

El contraste.

Reforma electoral de Guerrero no hace efectiva paridad de género. (http://www.milenio.com/estados/reforma_electora-leyes_electorales-reforma_electoral_Guerrero_0_326967583.html) Pero ese es otro punto que después tocare.

 

Sígueme en twitter @groconexiones 

 

 

 

Author: @groconexiones

Share This Post On

Submit a Comment