Una política exterior exitosa: Senador Arturo Zamora.

Compartimos la opinión del Senador: Arturo Zamora en el Excélsior.

El próximo sábado se cierra un ciclo de éxito en la política exterior del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, como muestra clara de la pertinencia del rumbo que su gobierno ha marcado en este ámbito y de los beneficios que representa para el progreso, el empleo y el bienestar de la población.

Dos aciertos han distinguido la política exterior de nuestro país, por un lado, una visión diplomática prudente y decidida enfrentó, hace un año, un alud de críticas del círculo rojo y la opinión pública que señalaron que era un error invitar al entonces candidato a la presidencia de Estados Unidos, hoy Presidente, Donald Trump. Ha quedado claro que ese encuentro permitió sentar las bases de una relación de respeto y la discusión seria de las prioridades de cada nación. México promueve sus intereses frente al vecino país del norte y diversifica su estrategia comercial con otras regiones del mundo.

Por otro lado, la estrategia macroeconómica y de largo plazo, sustentada en las reformas estructurales, ha convertido a nuestro país en un polo de atracción para la inversión extranjera y para la ampliación de las relaciones comerciales con diversas regiones. Los frutos de las reformas le permiten a México reafirmar su posición como un actor estratégico en la economía regional y global.

La semana pasada se celebró la XII Cumbre de la Alianza del Pacífico, integrada en 2011 por Chile, Colombia, Perú y México, la cual representa 37% del PIB de América Latina y 50% del comercio regional.  A seis años de su constitución, se ha logrado la liberación de 92% de los productos y servicios generados en conjunto, la integración del mercado bursátil más grande de la región, la movilidad de capitales y la exención de visas a sus ciudadanos.

El modelo es tan exitoso que cuatro naciones de Asia-Pacífico (Australia, Canadá, Nueva Zelanda y Singapur) fueron admitidas como “Estados Asociados”, lo que permitirá negociar como bloque ante el poderoso mercado en el que se cuenta también a China, Corea, Malasia y Taiwán. En esta misma línea de la diplomacia económica apunta el interés que expresó el embajador de China en México, el señor Qiu Xiaoqi, en alcanzar un tratado de libre comercio con nuestro país, su segundo socio comercial en América Latina.

Por su parte, las reformas estructurales han arrojado beneficios importantes para nuestra economía: se han creado dos millones 750 mil empleos en lo que va del sexenio; el peso es la divisa con mejor desempeño entre las economías emergentes; las exportaciones crecieron 10% entre enero y mayo; la inversión extranjera en el sector de telecomunicaciones alcanzó tres mil 578 millones de dólares entre 2015 y 2016; y la Ronda 2 de la Reforma Energética asegura inversiones por 8.2 mil millones de dólares.

El presidente Peña Nieto llegará así a la reunión del G20, que arranca este viernes en Hamburgo, Alemania, y a su encuentro con el presidente Donald Trump, con una posición sólida en materia económica y de política exterior. Con esta misma fuerza, este gobierno participará en los próximos meses en el proceso de renegociación y modernización del TLCAN que, pese a los malos augurios de sus detractores, avanza en la integración de la planta productiva y una mayor competitividad global del bloque económico regional.

Lo más relevante es el beneficio que estos esfuerzos legislativos y de la diplomacia económica generan en el bienestar de las familias, la actividad económica y la generación de empleos. Los frutos de las reformas estructurales ya se ven y vendrán aún más.

Plataforma México

Author: Plataforma México

Entérate por este medio, de las acciones tomadas por el Gobierno Federal para transformar a México. #TransformandoAMéxico

Share This Post On

Submit a Comment